Ecuador y la actualidad de la revolución

La situación de América Latina se reconfigura ante la crisis de Ecuador y con el fracaso de los gobiernos «progresistas».

Tomado de: Izquierda Diario/Ivan Montero

El fracaso del progresismo

En Brasil, después del fracaso del lulismo se vinieron los gobiernos ultraneoliberales de Temer-Bolsonaro. Aunque hubo multitudinarias expresiones populares en las calles contra el gobierno de Dilma, el malestar social no se convirtió en una organización social capaz de realizar una ruptura revolucionaria, ese malestar en cambio fue utilizado para que la ultraderecha retomara el timón del aparato de Estado y así el empresariado brasileño y trasnacional retomara el control burocrático para conducir la violenta acumulación de capital.

En México, el tardío progresismo –ante la próxima crisis mundial– podría tener un corto tiempo de vida debido a la profundización de la precariedad laboral, los despidos masivos en el sector estatal, la cancelación parcial de la Reforma Educativa neoliberal, el desempleo, los bajos salarios, la violencia social, el aumento del crimen, entre otras problemáticas, la avalancha del malestar latinoamericano puede contagiar a México y manifestarse en un futuro próximo. Un progresismo desfasado de la bonanza económica no podrá llegar muy lejos.

En Argentina, luego del fracaso progresista de los Kirchner, se da un vuelco hacia la ultraderecha neoliberal con Macri. Sin embargo, en Argentina habrá que estar muy atentos debido a la organización política masiva aglutinada en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). Una coyuntura que lance a la población a las calles (si hay ruptura de la clase trabajadora con el kichnerismo y las direcciones sindicales), podría catapultar al FIT políticamente y realizar una inminente ruptura revolucionaria.

La revolución intermitente

En Ecuador, en cambio, la historia marca otro rumbo. El fracaso del correismo y la traición de Lenin Moreno está sacando a la superficie el malestar de una población que nunca estuvo «feliz, feliz, feliz» con el gobierno progresista de Correa y mucho menos con los neoliberales.

El “paquetazo” morenista (aumento de los precios de las gasolinas, reforma laboral y económica, etc.) condicionado por el FMI para un préstamo de 4.200 millones de dólares, reabre un tema sensible para la población: el endeudamiento. Hay que recordar que Rafael Correa había legitimado sus gestiones abanderando la lucha contra la deuda que tenía Ecuador con los organismos financieros internacionales.

Pero también abre otros problemas centrales, la subida al precio de la gasolina conduce necesariamente al encarecimiento de la canasta básica para la mayoría de la población; y la ofensiva laboral ahondará la precarización del trabajo, lo que tendencialmente permitirá mayor superexplotación, baja salarial y pérdida de derechos laborales.

Las contradicciones del capitalismo en América Latina siguen siendo explosivas y, como vemos, sus salidas son escenarios abiertos. Los ciclos progresistas y contrarrevolucionarios ya no son de largo alcance: las crisis económicas y financieras, el colapso ecológico, el saqueo que hace la industria extractivista y los daños que ocasiona a la población que habita esas zonas, el desempleo estructural, los límites de la producción petrolera (peak oil) y demás contradicciones que van emergiendo, impiden la recuperación del sistema.

Es así que ante un capitalismo senil y con crisis estructural, la actualidad de la revolución se vuelve intermitente.

¿Qué posibles escenarios le esperan a Ecuador? Lo que hará el Estado en dado caso de no poder contener la ira popular será destituir a Lenin Moreno. Con esta fórmula (usada recientemente en Puerto Rico), bajaran los ánimos para poder administrar el conflicto. Pero también se puede recrudecer la represión, incluso con el eventual apoyo de los Estados Unidos.

El escenario que saludamos los de abajo es aquel donde las organizaciones indígenas, estudiantiles, sindicales, de trabajadores, de los barrios y comunidades, logren construir un poder popular que le dispute el proyecto de nación a las clases dominantes.

Deben lanzar al vuelo medidas revolucionarias: desconocimiento del gobierno traidor de Lenin Moreno, toma y ocupación de Bancos, desconocimiento de las deudas financieras de toda la población, desconocimiento del FMI y BM, desplazamiento de la burocracia política –en zonas ocupadas– por comités o concejos elegidos democráticamente por los trabajadores, gobiernos indígenas en territorios liberados donde no se permita la incursión del Estado ni sus cuerpos represivos, etcétera.

Ecuador ya dio una vuelta: neoliberal-progresista-neoliberal, se reabre un ciclo de luchas donde la necesidad de la revolución anticapitalista surca el horizonte.

La mujer policía no es tu amiga

«No importa si el uniforme lo porta un hombre o una mujer, la policía nunca nos ha cuidado. El género nos une, pero la clase nos divide».

Tomado de: Izquierda Diario.

Por: Cristina Sol.

Las protestas feministas del 12 y 16 de agosto contra la violencia policial en CDMX, donde miles de mujeres salimos a las calles, alcanzaron el foco de la prensa internacional. Esta situación, junto con el enorme repudio por la impunidad del gobierno de Claudia Sheinbaum y la política de criminalización a la protesta feminista, obligó a las autoridades a sentarse a dialogar con un grupo de feministas.

Las mujeres no podemos poner ninguna confianza en la policía, la Guardia Nacional y las instituciones represivas del Estado capitalista y patriarcal a cargo del MORENA y Claudia Sheinbaum. Tenemos que organizarnos en clave independiente en nuestros barrios, escuelas y centros de trabajo.

A las mujeres nunca nos han regalado nada, los derechos los hemos conquistado en las calles y organizadas. Para vencer necesitamos, además, reconocer al sujeto revolucionario que acabará con el capitalismo y necesitamos también construir el partido que lo constituya con una dirección revolucionaria e independiente a las autoridades.

Recordemos también las declaraciones del gobernador panista de Chihuahua cuando lo cuestionaron por los feminicidios en Ciudad Juárez: culpó a las mujeres por los asesinatos y colocó al feminicidio como un castigo aleccionador para las mujeres que transgredían los roles de género.

Las violaciones a mujeres en Ciudad de México no responden a “fallas” en las instituciones; la policía, los militares y el ejército son instituciones naturalmente represivas y permiten que los intereses de la clase dominante se impongan sobre el descontento de las masas. Si para su preservación la burguesía tiene que reprimir y oprimir a mujeres y millones, lo va a hacer. Y si la opresión incluye tortura sexual para aleccionar, también lo hará. Recordemos que en 2006, en Atenco, policías violaron a las mujeres por protestar; recordemos a las maestras en Guerrero violadas por oponerse a la reforma educativa.

Leer completo:

http://www.laizquierdadiario.mx/La-mujer-policia-no-es-tu-amiga

¿Por qué el capitalismo es responsable del calentamiento global?

Tomado de: Izquierda Diario México

¿Cómo se explica que, aún las advertencias de científicos de todo el mundo sobre el futuro que nos espera, no se estén tomando medidas serias para frenar la emisión de gases de efecto invernadero? La única respuesta es que hay intereses capitalistas de por medio y defensores de los privilegios y lujos que unos pocos obtienen a costa de la explotación de millones y de la devastación ambiental.
Podemos ubicar en primer lugar por ejemplo a los llamados “lobbies” de sectores de la gran burguesía que imponen sus designios a los políticos en todos los países. Los dueños de las armadoras de autos y las petroleras, ramas controladas por un puñado de trasnacionales, defienden sus intereses con los dientes. A estos grandes empresarios son a quienes les conviene que se siga utilizando el petróleo como principal combustible para mover la industria.
Si uno se pregunta ¿por qué en lugar de construir segundos pisos para autos no se construyen transportes públicos menos contaminantes?, la respuesta se encuentra en el poder de los capitalistas de estas y otras ramas asociadas.
Sin embargo, no son solo las ramas asociadas directamente a la extracción de combustibles las responsables de la devastación ambiental, es el conjunto de la producción capitalista.
Recientemente se registró una temperatura de 63 grados centígrados en Kuwait un hecho sin precedente, pocos días después se difundió la noticia de que se Alaska llegó a la temperatura más alta registrada en más de 100 años y hace apenas unas semanas.
Así mismo, México tuvo una de las peores temporadas de incendios forestales que haya tenido, que junto con las emisiones contaminantes propiciaron una vez más, altísimos niveles de ozono que llevaron a declarar la contingencia ambiental en el Valle de México y en varias ciudades más.
Sin duda el calentamiento global es un hecho que está afectando cada vez más a miles de personas y que tenderá a afectar a millones. Noticias e imágenes sobre las consecuencias de este cambio climático provocado por la era industrial no dejan de circular en redes y en noticieros: osos polares buscando comida en la basura, derretimiento de glaciares, olas polares y olas de calor en distintos lugares del planeta, extinción de especies, acidificación de los océanos, refugiados climáticos, etc.

Criminal silencio mediático ante crisis política, social y de violencia en Honduras

Tomado de: La Gaceta

El control que tiene Estados Unidos sobre la mayoría de los medios de comunicación se refleja en la ausencia de información sobre los que sucede en Honduras, y que también está generando la salida de miles de personas a México ante la crisis de migración.
Analistas expresan que JOH está cada vez más aislado, pierde base popular desde que se le acusó de ganar las elecciones de manera fraudulenta, además su pretensión de privatizar la educación, la salud y los casos de corrupción que los involucran directamente, ha generado una oleada de protestas que lo han desgastado.
Pero es el apoyo mediático de los Estados Unidos y sus aliados lo que silencia todo lo que pasa al interior del país y el de las fuerzas armadas el que lo mantienen.

 

Hace 10 años se dio un golpe de Estado al presidente electo democráticamente, Manuel Celaya, quien fue sacado en pijama y llevado en un avión a una base militar estadounidense. A partir de ese momento comenzó una resistencia popular y una crisis social enorme que continúa hasta nuestros días.